responsive image


Este es el primero de tres artículos, comienza con una discusión sobre los diversos tipos de contratistas y cómo BIM puede proporcionar beneficios para sus necesidades específicas, luego en posteriores artículos también se hablará sobre importantes áreas de aplicación a la mayoría de las empresas constructoras. Estos incluyen:

    - Análisis de capacidad de construcción y detección de conflictos
    - Despegue de cantidad y estimación de costos
    - Análisis y planificación de la construcción
    - Integración del control de costos y horarios y otra gestión de funciones
    - Fabricación de elementos fuera de la zona de la construcción
    - Verificación, orientación y seguimiento de las actividades de construcción.
    - Entrega y puesta en servicio

Tipos de empresas constructora

Existen todo tipo de empresas constructoras, desde las que realizan grandes obras en todo el mundo como autopistas, ferrocarriles, plantas industriales, aeropuertos, hasta pequeñas empresas que ofrecen servicios diversos y especializados, que operan un servicio a la vez. Estas últimas, son muchas más que las anteriores y realizan un porcentaje sorprendentemente grande del volumen total de construcción. En la industria de la construcción se puede observar que las empresas constructoras, subcontratan servicios específicos a otras empresas más pequeñas para determinadas actividades como:

    - Actividades especializadas como la instalación de sistemas eléctricos (electricidad, circuito cerrado de videos, redes informáticas, etc) y mecánicos (HVAC, Plomería, etc)
    - Gestión del proceso de la construcción (Gerencia de Obra)
    - Gestión de diseño
    - Gestión de ejecución y supervisión de la construcción
    - Etc.

Así como hay empresas especializadas en la pre construcción y en la ejecución, también hay empresas que se especializan en la post construcción para garantizar el (ciclo-operar-mantener)
Los constructores de viviendas o promotores inmobiliarios a diferencia de la mayoría de las otras empresas de construcción es que actúan como desarrolladores: compran terrenos, gestionan la permisología, planifican, construyen la infraestructura, diseñan y construyen las obras que se venden. Los constructores de viviendas varían en tamaño desde grandes empresas que trabajan para el estado, que construyen miles de viviendas cada año hasta individuos que construyen solo una casa a la vez.
Los fabricantes de componentes producidos fuera del sitio funcionan como un híbrido entre fabricantes y empresas constructoras. Algunos fabricantes, como los fabricantes de hormigón prefabricado, producen una gama de productos estándar, así como artículos personalizados diseñados para un proyecto determinado. Los fabricantes de acero caen en la misma categoría. Un tercer grupo incluye fabricantes especializados que fabrican artículos estructurales o decorativos de acero especial, vidrio, madera u otros materiales.
Las empresas constructoras tienden a subcontratar servicios de empresas más pequeñas para diferentes actividades antes, durante y después de la construcción de la obra. Estas empresas subcontratadas son mejor conocidas como “contratistas” que a su vez pueden subcontratar a otras contratistas.
Finalmente, La empresa constructora responsable directa de la obra, selecciona a estas contratistas en función de ofertas competitivas o las pre seleccionan en función de relaciones comerciales anteriores que han demostrado una colaboración efectiva. El conocimiento especializado en construcción de estas contratistas puede ser muy valioso durante el diseño y muchos de ellos realizan una revisión de diseño (también llamada asistencia de diseño) así como servicios de construcción.
El porcentaje de trabajo realizado por las contratistas varía ampliamente según el tipo de trabajo y la relación contractual.

Esto nos lleva a la pregunta ¿Qué demandan las contratistas del BIM?

Dada la diversidad de tipos de contratistas descritos anteriormente, no es sorprendente que haya una amplia gama de procesos y herramientas actualmente en uso en toda la industria. Las empresas más grandes suelen utilizar sistemas informáticos para casi todos sus procesos de trabajo clave, incluidos: estimación, planificación y programación de la construcción, control de costos, contabilidad, adquisiciones, gestión de proveedores y vendedores, marketing, etc. Para tareas relacionadas con el diseño, como la estimación, la coordinación y la programación, los planos en papel y las especificaciones son el punto de partida típico, incluso si el diseñador utilizó sistemas CAD 2D o 3D para el diseño. Estos requieren que los contratistas realicen manualmente modelos constructivos en CAD para producir una estimación y un cronograma preciso, que es un proceso lento, tedioso, propenso a errores y costoso. Por esta razón, las estimaciones de costos, los dibujos coordinados y los cronogramas detallados a menudo no se realizan hasta que esté bastante avanzado el proceso de diseño. quizás aún más importante, el contratista no está involucrado durante en esta etapa y no puede ofrecer sugerencias que reduzcan los costos sin sacrificar la calidad y la sostenibilidad.
Afortunadamente, esta metodología está comenzando a cambiar, ya que los contratistas están reconociendo el valor de BIM para la colaboración del equipo del proyecto y la gestión de la construcción. Mediante el uso de herramientas BIM, los diseñadores pueden proporcionar modelos antes del proceso de adquisición que los contratistas pueden usar para estimar, coordinar, planificar la construcción, fabricación, adquisición y otras funciones.
Como mínimo, el contratista puede usar este modelo para agregar rápidamente información detallada. Para permitir estas capacidades, idealmente un modelo de construcción proporcionaría a los contratistas los siguientes tipos de información:

    - Información detallada del proyecto contenido en un modelo 3D preciso que proporciona vistas gráficas de los componentes de un edificio, comparables a este se muestra en dibujos de construcción típicos y con la capacidad de extraer información de cantidad, componentes y propiedades
    - Componentes temporales para representar equipos, encofrados y otros componentes temporales que son críticos para la secuenciación y planificación del proyecto
    - Información de especificación asociada con cada componente del edificio con enlaces a especificaciones textuales para cada componente que el contratista debe comprar o construir. Esta información es necesaria para adquisición, instalación y puesta en servicio
    - Datos de análisis relacionados con los niveles de rendimiento y los requisitos del proyecto, tales como cargas estructurales, reacciones de conexión y momentos máximos esperados y cargas de cizallamiento, calentamiento y enfriamiento para el tonelaje de sistemas de HVAC, niveles de luminancia específicos y similares. Estos datos son para adquisiciones, fabricación y detalles de MEP.
    - Diseño y estado de construcción de cada componente para rastrear y validar el progreso de los componentes en relación con el diseño, la adquisición, la instalación y las pruebas (si corresponde). El contratista agrega estos datos al modelo

Ninguna herramienta BIM hoy en día se acerca a satisfacer esta lista de requisitos por sí sola, es necesario un conjunto de software y procesos para lograrlo, pero esta lista sirve para identificar las necesidades de información para futuras implementaciones de BIM. Incluso cuando se forman equipos de proyecto desde el comienzo del mismo, cada participante puede usar diferentes herramientas para crear su modelo de construcción. A menudo es difícil más no imposible si se cuenta con el equipo humano capaz de acometer esta labor, combinar toda la información en estos modelos, que no sean las definiciones gráficas necesarias para la revisión del modelo gráfico. Por lo tanto, en la actualidad, no es posible crear un modelo único para todas las funciones.
Un modelo de construcción preciso, computable y relativamente completo que incluye la información suficiente que se necesita para respaldar los procesos de trabajo críticos del contratista para estimar, coordinar oficios y sistemas de construcción, fabricar componentes fuera del sitio y planificar la construcción. Es importante tener en cuenta que cada nuevo proceso de trabajo a menudo requiere que el contratista agregue información al modelo, ya que el arquitecto o ingeniero tradicionalmente no incluiría información sobre medios y métodos, como equipos o tasas de producción, que son críticos para la estimación, programación y adquisición. Los contratistas usan el modelo de construcción para proporcionar una estructura base para extraer información y agregarán información específica de construcción según sea necesario para respaldar varios procesos de trabajo de construcción.
Además, si el alcance del trabajo para el contratista incluye la rotación u operaciones de la instalación, los enlaces entre los componentes BIM y los sistemas de control del propietario, como el mantenimiento o la gestión de la instalación, facilitarán el proceso de puesta en marcha y entrega al propietario al final del proyecto . El modelo de construcción debe admitir la representación de información relacionada con todos estos procesos.

Procesos que puede desarrollar una contratista en el Modelado de Información de Construcción (BIM)

Si bien el uso de la tecnología BIM está aumentando rápidamente, se encuentra en las primeras etapas de una implementación amplia y las contratistas están utilizando muchos enfoques diferentes para aprovechar esta nueva tecnología. A menudo, cuando los equipos de diseño no han creado modelos para un proyecto, las contratistas se han apropiado del proceso de modelado.
Incluso cuando el uso arquitectónico de BIM se vuelve común, las contratistas deberán modelar componentes adicionales y agregar información específica de la construcción para que los modelos de construcción les sean útiles. En consecuencia, muchas contratistas de vanguardia están creando sus propios modelos de construcción desde cero para apoyar la coordinación, la detección de conflictos, la estimación, el CAD 4D, la adquisición, etc.
Tenga en cuenta que, en algunos casos, el contratista está construyendo un modelo 3D que es solo una representación visual del proyecto. No contiene componentes paramétricos o relaciones entre ellos. En estos casos, el uso del modelo se limita a la detección de conflictos, la revisión de la capacidad de construcción, la visualización y la planificación visual, como 4D, porque el modelo 3D no define componentes cuantificables discretos para admitir el despegue de cantidad o la coordinación comercial. En otros casos, las contratistas pueden construir un modelo híbrido 3D / paramétrico que incluye algunos componentes BIM, que permiten cierta coordinación y despegue de cantidad. Cuando las contratistas producen un modelo de construcción completo, pueden aprovecharlo para múltiples propósitos.
También existe el caso de que el equipo del proyecto colabora en un modelo (3D, BIM o híbrido) en un entorno adecuado para su práctica. Alternativamente, si una organización específica trabaja en 2D, la contratista o consultor puede convertir el 2D a 3D / BIM para que su trabajo pueda ingresarse en el modelo compartido. Por lo general, el contratista o el consultor gestionan la integración de estos diversos modelos, que son desarrollados independientemente por diferentes miembros del equipo del proyecto pero luego se fusionan en un modelo colaborativo. El modelo compartido se puede usar por el equipo del proyecto para coordinación, planificación, despegue de cantidad y otras funciones. Si bien este enfoque no aprovecha todas las herramientas que admite un modelo de información de construcción con todas las funciones, se cree que reduce los costos y el tiempo en comparación con las prácticas tradicionales. El modelo 3D compartido se convierte en la base de todas las actividades de construcción y permite una precisión mucho mayor que los dibujos 2D. Sin embargo, este enfoque abre al equipo al riesgo de que el modelo compartido no contenga los cambios más recientes que se han realizado fuera del modelo (ya sea en 2D o 3D en un modelo separado). Esto debe ser monitoreado con mucho cuidado para evitar errores, omisiones y (aún más) reprocesos.
A medida que aumenta la práctica y el uso de BIM, evolucionarán nuevos procesos. Los contratistas están adaptando su proceso de trabajo para aprovechar BIM. El uso de IPD es un ejemplo de un proceso de negocio que tiene muchas ventajas cuando BIM se usa correctamente. En las siguientes articulos, discutimos procesos de modelado específicos.
Los constructores de viviendas proporcionan un buen ejemplo de cómo un esfuerzo de diseño y construcción puede beneficiarse del uso de la tecnología BIM. Al desarrollar diseños para casas modelo, un modelo de información de construcción puede proporcionar información rápida sobre las implicaciones de cantidad y costo de un cambio de diseño. Cuando un comprador solicita modificaciones de diseño a una casa modelo, esta capacidad puede proporcionar una retroalimentación visual y de costos rápida y permitir que el posible comprador llegue rápidamente a un acuerdo con el constructor. Este tipo de respuesta rápida a las necesidades de los clientes es de gran valor, especialmente para las empresas de construcción que ofrecen opciones de construcción personalizadas basado en métodos sistemáticos de construcción.