responsive image


En muchos post, artículos, conferencias y un sin número de videos, se nos indica que unos de los grandes beneficios del BIM es el ahorro que significa trabajar con un proyecto de pre construccion, resolver interferencias antes de que el problema llegue a la obra.
Solo un modelo BIM no es suficiente para lograr los resultados esperados en un proyecto de construcción, el modelo es una excelente fuente de datos, el cual nos llevará a un muy mejorado proceso constructivo, la información que puede contener ahorrará horas y horas de trabajo innecesario o dolores de cabeza, pero, como se debe conceptualizar este trabajo; primeramente hay que tener en cuenta qué es un trabajo de pre construcción, es decir, modelar tal como se va a construir, es allí donde debe partir el inicio del proyecto.
Es altamente recomendable que los involucrados en el proceso BIM tengan bien claro los conceptos constructivos, que sepan de construcción, ya que de allí parte todo, no es simplemente un proyecto bonito, tiene que ser funcional y sobre todo construible, tanto en técnica como en costo.
hay que saber cuál será el uso que se le dará al modelo BIM, esto es fundamental.
Ahora bien, durante el desarrollo BIM hay que pensar en cómo se desarrollará el proyecto, para esto es importante contar con profesionales de experiencia que ayuden a conceptualizar los métodos constructivos y así llevarlos al BIM 4D y 5D, para ir descartando problemas futuros e ir formulando soluciones, además de esto se debe adicionar técnicas de planificación de obra así como el futuro seguimiento del proyecto.
Trabajar con un cronograma de obra bien pensado, donde se toman detalladamente las actividades a desarrollar para poder insertarlas en un software como Autodesk® Navisworks® Manage® y así tener una simulación real de cómo se va a construir el proyecto, tener claro el camino crítico, los tiempos de alquiler y operación de equipos y sobre todo manejar presupuestos de obra en base a actividades y rendimientos, es clave para para una planificación efectiva, también trabajar de la mano con sistemas de gestión de proyectos y estándares probados como los del Project Management Institute (PMI®) y métodos de planificación y control de obras como el que nos ofrece Last Planner System, los cuales nos ofrecen herramientas para una efectiva gestión de obra.
Abonado a esto, los integrantes del equipo de construcción deben en todo momento apegarse al modelo constructivo que se desarrolló con el sistema BIM, no solo la documentación mediante planos, especificaciones y cuantificaciones; deben consultar el modelo 3D constructivo y ceñirse a la información que contiene, ya que este fue pensado y ejecutado con toda la técnica necesaria para construir la obra.
Un modelo BIM bien realizado, alimentado con información real de construcción y bajo métodos efectivos de planificación y control de obra, actores involucrados, todos bajo un mismo norte, esto llevará a contar con los verdaderos beneficios en la ejecución de la obra.
En siguientes capítulos profundizaré más en el desarrollo de modelos de pre construcción con herramientas de planificación elaboradas de tal manera que alimenten eficientemente a los modelos 4D y 5D del BIM, les invito a estar atentos a futuras publicaciones.